lunes, 19 de enero de 2009

Esclavos...


Durante una de mis investigaciones para la escuela me di cuenta de que durante siglos los esclavos fueron tratados como simples objetos, pues se creía que ni siquiera tenían un alma.

Eso me pone a pensar en la actualidad, aun sigue habiendo esclavitud laboral, se siguen vendiendo esclavos por el mundo. Esa ya la tratan de resolver otros más poderosos, dejemosles la esclavitud simple a ellos.

La esclavitud que a mi me interesa tratar aquí es la propia: ¿Cuantas veces no hemos sido esclavos de nosotros mismos, de nuestras preocupaciones, de nuestros enojos, de nuestros instintos?, es decir, cuantas veces hemos sido esclavos de nuestros propios miedos.

Creo yo que esa es la verdadera esclavitud, la que debería desaparecer, yo lo intento cada día, ¿usted?. Con cariño El Loco.

1 comentario:

Clandestina dijo...

Claro, amigo Loco...esa es peor esclavitud...la que nosotros mismos nos imponemos.
Y es absolutamente satisfactorio sentir ese olor a libertad cuando estamos intentando alcanzarla...el dia que lo logramos es totalmente liberador...!

Saludos

Diana