miércoles, 17 de junio de 2009

Estoy de vuelta....

Gracias al cielo termine el semestre.

Y con un poco más de tiempo, presento a continuación el segundo articulo que se publico de un servidor.

Sin más los dejo para que lo lean y espero que sea de su total agrado.

Tres Días con el Alma en Vilo. El inicio de la Revolución Mexicana

J. David Batista Rodríguez

Licenciatura en Historia.

Era la víspera del alzamiento, el plan había sido descubierto, todo apuntaba a que sólo se iba a quedar en otra intentona de derrocar a Díaz. Mas contrario a lo que se pensaba por los acontecimientos de los primeros días, la Revolución ganó una fuerza considerable.

El viernes 18 de noviembre, el gobierno de Chihuahua tenía en su poder varias denuncias sobre un presunto “complot revolucionario”, a un posible cómplice de ellos y la noticia de varios alzamientos en el estado. En los caminos que van de la población de Cuchillo Parado a Coyame se reportaron encuentros con alzados, que las autoridades catalogaron como: “simples bandoleros”.

Chihuahua despertó el sábado 19 con una relativa y tensa paz, ante la expectativa de lo que pasaría al día siguiente. El 20, como estaba previsto, a las 6 de la tarde el pueblo se alzó en armas contra el gobierno del General Porfirio Díaz.

La infernal incertidumbre que se había vivido en los días anteriores cedió su lugar a una pesadilla armada provocada por los enfrentamientos entre los alzados y el ejército federal. Dichos encuentros empezaron el 20 y se diseminaron por varios puntos del país, como sucedió el 21 en Río Blanco cuando los alzados fueron batidos por las fuerzas federales. Y mientras esto pasaba en Veracruz, en Chihuahua un tren con efectivos del ejército federal, que iba a Guerrero, era atacado en pleno camino. Este ataque causaría la baja del Teniente Coronel Yépez que dirigía la tropa a bordo del tren.

Para entonces Parral ya estaba sitiado por los federales y para impedir que llegaran los refuerzos que ya venían en camino, los revolucionarios quemaron los puentes de las cercanías, pero eso no bastó para que el sitio fuera ganado por las fuerzas de Díaz.

Las acciones sucedidas durante estos tres días se propagarían y prolongarían por todo el país durante más de un lustro, dando paso a una de las más sangrientas luchas que ha vivido México.



Sin más por el momento me despido de ustedes, con cariño El Loco.

4 comentarios:

DIANA dijo...

Hola Amigo

vengo de carrerita a saludarte, regreso con calma a leer el texto.

Espero que todo haya salido bien en este semestre =)

Diana

El que boga de pie sobre una piedra dijo...

... ningún alzamiento grande.

Es cierto, esos tres día no hubo ningún gran ejército que se levantara ... y la revolución tuvo muchos triunfos.

Eso también nos sirve para hoy.

Botica Pop dijo...

alguien que conozco (ejem empieza con "be" y acaba con... bueno ya sabes) dice que es la revolución más anunciada en la historia de las revoluciones. yo no sé si será cierto, pero me gusta la idea.

una cosa que me saltó mucho cuando lei tu texto, es que tu estilo literario va mejorando rápidamente.

muchos besos.

Guapólog@ dijo...

No siempre comento pero me gusta mucho tu narrativa. Además, ¡me entero de interesantes chismes históricos!

Por cierto, coincido con Botica: me gusta tu estilo literario.

Saludos!

Simone